dissabte, 28 de novembre de 2009

Funeral homenaje a Víctor Jara en Santiago de Chile

La investigación judicial de su asesinato confirmó más de 30 heridas de bala y huellas de tortura.

EL PLURAL



El cinco de diciembre próximo el cantautor chileno Víctor Jara recibirá un funeral de homenaje, la despedida que no pudo tener en 1973, cuando fue asesinado por los militares tras el golpe de Estado contra el presidente Salvador Allende.
Los restos de Víctor Jara, creador de Te recuerdo Amanda y El cigarrito, que hoy interpretan cantantes como Raimon, Joan Manuel Serrat y Víctor Manuel, entre otros, serán nuevamente entregados a sus familiares. El funeral, que se espera será masivo, se realizará después de que un examen de peritos, ordenado por el juez que investiga este crimen, encontró más de 30 heridas de bala y huellas de torturas en los huesos del cantautor.

El homenaje durará un fin de semana
El homenaje al cantautor comenzará el jueves 3 de diciembre con actos de homenaje que se extenderán durante día y noche de forma ininterrumpida hasta el sábado en el céntrico teatro que lleva su nombre. De esta manera, los chilenos podrán despedir a Jara en su segundo tránsito al Cementerio General de Santiago, donde serán sepultados sus restos.

El informe médico
El informe médico del SML sostiene que los restos de Jara presentan "múltiples fracturas por heridas de bala que provocaron un shock hemorrágico en un contexto de tipo homicida". Algunas de sus lesiones óseas fueron provocadas por "objetos contundentes", sostuvo el director del SML, Patricio Bustos.

Su funeral, en 1973
Hace 36 años, en septiembre de 1973, durante los primeros días de la dictadura del general Augusto Pinochet, al casi clandestino funeral del cantautor sólo pudieron asistir su viuda, Joan Jara, y dos personas más. Los restos del cantautor estuvieron a punto de perderse, como los de muchas otras víctimas.

Dos responsables del crimen
La investigación judicial del crimen no ha conseguido descubrir aún todos los responsables. En estos momentos están procesados José Paredes, que confesó haber disparado contra el cantautor y después se retractó, y el coronel Mario Manríquez, que dirigió el campo de prisioneros instalado en el Estadio Chile.

dissabte, 21 de novembre de 2009